12 hoteles en Boi Taull

star star star

Boi Taull - Plà De L´ermita, S/n

star star star

Boi Taull - Pla De La Ermita De Taull

star star

Boi Taull - Ctra. N-230, Km 133

star star

Boi Taull - Plaza De L'hermita Taull Catalunya

star star

Boi Taull - Pla De La Ermita De Taull S/n

star

Boi Taull - Pla De La Ermita De Taull S/n

star star star star

Boi Taull - C/ Pla De L'ermita De Taull, S/n

star star

Boi Taull - Saloon Esportiu - Ed. Falcó - Pla De L'ermita

star star star star

Boi Taull - Urb. Pla De L’Ermita – Edf. Muntayó Ii

star star star

Boi Taull - Ctra. Parc Nacional D'aigüestortes, S/n (Rompiente Ctra. Local 500, Km. 17)

star star

Boi Taull - Pla De L'ermita, S/n

star star star

Boi Taull - Pla De L'ermita, S/n

Introducción a los hoteles de Boi Taull

ESTACIÓN DE BOI TAULL

La estación de esquí de Boi Taull está ubicada en el Pirineo Leridano y es conocida por ser una de las estaciones más tranquilas del norte de España. Sus instalaciones son envidiables y su entorno, rodeado de altos picos, es un placer para la vista. Al no tener un número de hoteles muy elevado, la estación de Boi Taull cuenta con un ambiente más tranquilo y sosegado, pese a que su equipamiento compite en calidad con las estaciones vecinas.

La estación cuenta con unas 50 pistas repartidas en diferentes niveles, de tal forma que los amantes de los deportes invernales, sea cual sea su nivel, puedan disfrutar de la nieve. La mayoría de las pistas son rojas, para esquiadores avanzados, aunque cuenta también con un buen número de pistas verdes y azules para aquellos que están empezando.

Su sistema de remontes es capaz de transportar más de 20.000 personas a la hora, lo cual es más que suficiente teniendo en cuenta que las hectáreas totales esquiables son 155. Dispone de más de 150 cañones de innivación para dejar los 43 kilómetros de pistas en perfecto estado.

CLIMA EN BOI TAULL

El clima en la estación de Boi Taull es el típico de la cordillera Pirenaica. Es frío y riguroso durante la mayor parte del año, teniendo la mayoría de sus precipitaciones en forma de nieve. Las temperaturas son inferiores a los -10 grados centígrados durante los meses más fríos y esto provoca que un espeso manto de nieve cubra el valle del Boí la mayor parte del invierno, lo que permite la práctica de las actividades invernales.