Contacto  | 

Hoteles en Sabinanigo, Huesca

7 hoteles en Sabinanigo

Consulta la disponibilidad de 7 hoteles en Sabinanigo.

Introducción a los hoteles de Sabinanigo

SABIÑÁNIGO

Sabiñánigo es uno de los municipios más grandes del país, ya que abarca varios valles: Aurín, Gállego, Basa y Guarga, además de parte de Val Ancha y Val Estrechay. Está ubicado al pie de las cumbres más altas de los Pirineos, que forman la frontera con Francia.

Los parajes en la zona son de gran belleza, con pastos alpinos y lagos glaciares (ibones), cañones calcáceos, coníferas y bosques de frondosas.

Además, en aproximadamente una hora podrá llegar a Huesca y disfrutar de las estaciones de esquí de Panticosa y Formigal o del Monasterio de San Juan de la Peña. Y por si fuera poco, en 45 minutos podrá acceder a las estaciones de esquí de Candanchú y de Astún, al Parque Nacional de Ordesa y a Francia.

LUGARES DE INTERÉS EN SABIÑÁNIGO

Sabiñánigo es un municipio que cuenta con diversos lugares de interés, como sus museos, ya que hoy en día es una ciudad industrial y de servicios (tiene un gran polígono con industrias químicas, de metal, farmacéutica y auxiliares), pero que se preocupa por preservar su cultura y su historia.

El museo ‘Ángel Oresanz’ y Artes del Serrablo’ recoge la cultura material y espiritual de una gran parte del Pirineo aragonés, además de que es foco de gran actividad cultural.

Otro museo, que está muy cerca de Sabiñánigo, es el Museo Nacional de Dibujo ‘Castillo de Larrés’, el cual alberga más de 2.000 obras de artistas como Pablo Serrano, Antonio Saura, Vázquez Díaz o Dalí, por ejemplo. Además, este museo ocupa un castillo bajomedieval restaurado que tiene mucho encanto.

Pero en Sabiñánigo hay más que museos, como el conjunto de iglesias de Serrablo, que data de los siglos X a mediados del siglo XI, la mayoría restauradas. Se trata de 14 iglesias ubicadas en la vertiente izquierda del Gállego y que fueron descubiertas en los años 20.

El Molino Periel se encuentra en el centro de la ciudad y alberga, además de la maquinaria, una sala para todo tipo de actividades culturales.

El Parque Municipal de Sabiñánigo tiene unos 30 años y encierra una gran riqueza de especies de árboles y arbustos, además de piezas de patrimonio arquitectónico. En este parque hay censados más de 1.200 ejemplares de 90 especies diferentes.

Claro que la mejor manera de conocer Sabiñánigo es haciendo una ruta, de esta forma le sacará el máximo partido a su riqueza paisajística y arquitectónica; de hecho, podrá recorrer caminos rurales, hacer rutas en bicicleta o pasear por senderos de pequeño recorrido.

FIESTAS EN SABIÑÁNIGO

Cualquier momento es bueno para visitar Sabiñánigo, ya que es un municipio lleno de encanto que gusta sea la época del año que sea. Sin embargo, es recomendable visitarlo cuando tiene lugar algún tipo de evento, ya que de esta forma podrá sentir en su propia piel las tradiciones del lugar.

Entre las fiestas señaladas está el 5 de enero, que es cuando tiene lugar la Cabalgata de Reyes y todos los niños salen a la calle para saludar a los Reyes Magos.

En torno al 20 de enero se celebra San Sebastián encendiendo hogueras alrededor de las cuales se reúnen los vecinos y degustan platos tradicionales.

Otras festividades son: Carnaval (de gran importante a nivel de participación y de recuperación de usos tradicionales), San Jorge (23 de abril, fiesta cultural), San Isidro Labrado (15 de mayo, es celebrada por los agricultores de la zona) y Santa Orosia (25 de junio, se conmemora una romería al Santuario y Monte de la Santa.

GASTRONOMÍA EN SABIÑÁNIGO

La cocina del municipio de Sabiñánigo tiene las mismas características que la altoaragonesa, junto con recetas de los valles y de la Tierra Plana.

Entre los platos más sabrosos y que deberá probar se encuentra e ajoarriero, las codornices rellenas de Cartirana y los asados de todo tipo. Y por supuesto, las comidas hay que acompañarlas con un vino de Somontano.

Por otra parte, el anís de arañóns casero es muy popular.

CÓMO LLEGAR A SABIÑÁNIGO

Podrá llegar a Sabiñánigo desde Zaragoza tomando la N-330 (Sagunto-Somport) en sentido Huesca, la cual se encuentra a 53 Km. de distancia de Sabiñánigo. Una vez pasado el puente de Monrepós, si accede por la N-240, a 14 Km. de Jaca es donde se encuentra Sabiñánigo.

Otras formas de llegar a Sabiñánigo son en autobús (aunque el recorrido es un poco más largo que en coche) o en tren (desde Zaragoza el trayecto dura casi tres horas).

Desde Barcelona, tendrá que recorrer 370 Km. en coche pasando por Lérida, Huesca y Sabiñánigo. En tren, el trayecto tiene una duración aproximada de seis horas. En autobús, deberá hacer transbordo en Huesca y la duración suele ser de casi cinco horas y media.

Desde Pamplona son 160 los kilómetros que deberá recorrer por Jaca y Sabiñánigo. También podrá ir en autobús.