Contacto  | 

Hoteles en Santa Pola, Alicante

5 hoteles en Santa Pola

Consulta la disponibilidad de 5 hoteles en Santa Pola.

Introducción a los hoteles de Santa Pola

SANTA POLA

Santa Pola es un municipio alicantino que se encuentra en la comarca del Bajo Vinalopó. Esta localidad de tradición marinera, playas de fina arena y un clima estupendo está bañada por las tranquilas aguas del Mar Mediterráneo, por lo que es perfecta para sus vacaciones de verano.

NATURALEZA EN SANTA POLA

Elementos naturales no faltan en Santa Pola; un claro ejemplo lo tenemos en el Cabo, con su arrecife messienense único en Europa, la Sierra, sus bonitas playas, el fabuloso puerto pesquero y deportivo y, como no, el excepcional Parque Natural de las Salinas, que ha sido declarado ‘Zona de Especial Importancia para las Aves’.

Por otra parte está la Isla de Tabarca, que es de origen volcánico, Reserva Marina y Zona de protección para las aves.

Pero en Santa Pola hay que hacer especial mención a las playas, ya que hay más de 11 kilómetros, desde pequeñas calas con aguas cristalinas, hasta otras más grandes muy frecuentadas por familias. Además, hay playas de bandera azul.

HOTELES EN SANTA POLA

Alójese en alguno de los estupendos y asequibles de Santa Pola. Uno de ellos es el Hotel Summa Stella Maris, un tres estrellas en el que está a tan sólo 500 metros de Playa Grande.

Otro de los establecimientos de tres estrellas es el Hotel JM Santa Pola, en el que las habitaciones son de lo más confortables y podrá disfrutar de un buen descanso.

Por otra parte está el Hotel Patilla, un dos estrellas muy básico, pero en el que podrá reponer energías para disfrutar de todo lo que Santa Pola tiene para ofrecerle.

GASTRONOMÍA

Los guisos en Santa Pola son diferentes a los de otros lugares; para saber exactamente por qué, lo mejor es probarlos. Éstos destacan por su colorido y se basan en el pescado y el arroz.

De los aperitivos es recomendable probar la gamba roja; de los arroces, el negro; de los guisos, la caldereta de langosta; y de postre, hojaldres. Claro que no deberá dejar pasar la oportunidad de probar el caldero, que es el plato típico de Santa Pola.